Photo by Guus Baggermans on Unsplash

Centros comerciales, la broma suele salir bastante cara…

El verdadero enemigo del comercio local…  los grandes centros comerciales.

No es la primera vez que explicó que la bicicleta beneficia al comercio local, tanto es así que hay estudios que lo demuestran. A veces los comerciantes se asustan cuando desde su ayuntamiento plantean la posibilidad de restringir el tránsito y dar prioridad peatonal y ciclista en zonas comerciales donde antes el coche era el protagonista. El miedo a que los clientes no puedan aparcar cerca de la tienda con facilidad y se vayan a otro sitio es tal que en algunos municipios se han llegado a movilizar en contra de estas mejoras urbanísticas.

La realidad en cambio es muy diferente … el verdadero enemigo del pequeño comercio son los grandes centros comerciales que favorecen al vehículo privado, sobretodo los del extrarradio. Estos ofrecen ofertas de ocio, grandes zonas de aparcamiento gratuito toda la oferta imaginable y todo tipo de suculentos descuentos y promociones para que la gente vaya con el coche a realizar la compra mensual. Si eres de los que crees que el precio de la gasolina encarece la factura de la compra ellos lo han resuelto poniendo sus propias gasolineras a precios low cost en el centro comercial, vamos una combinación de lovis que lo único que consigue en realidad es que cambies de gasolinera, nada más, recuerda que el centro comercial beneficia al coche y no a las personas.

Una vez en el centro comercial, si contamos los inevitables extras que haras con la familia gastos de comida rápida, el gasto en combustible y los gastos proporcionales a gastos de seguro impuestos desgaste etc. más bien la broma suele salir bastante cara… pero de eso no somos conscientes porque contamos los gastos del coche como gastos fijos vayamos o no a comprar y eso le da más fuerza a la ilusión de economizar yendo a comprar en coche al centro comercial.

No es casualidad que estas Grandes superficies tengan tres o cuatro veces más espacio destinado al aparcamiento que al propio centro comercial o lo que es igual 25% de tienda y un 75% aparcamiento obsérvalo tu mismo. Al venir en coche ya “aprovechas” y haces la compra del mes, echas gasolina, lavas el coche y comes en McDonalds pero de ahorrar nada.

 

Photo by Gerrie van der Walt on Unsplash

Photo by Gerrie van der Walt

En estos centros se multiplican los momentos de compra compulsiva de productos que no sabes seguro si consumiras. O el típico “cariño, cojo esto por si acaso nos hiciera falta” del último momento con ese producto colocado estratégicamente camino a la caja registradora, o ese juguete o golosina infantil puesto de manera intencionada a poca altura de forma que un niño casi lo pueda alcanzar mientras tu haces cola pensado que eres un mal padre o mala madre por no haberselo comprado mientras esperas para pagar, el niño sufre por que no puede adquirir esa preciosa chuchería que no necesita para nada y que se olvidará en cuanto lo lleves a dar un paseo en su bici.

 

Pero seguramente no lo hagas porque trabajo tendrás en colocar en tu nevera todo lo que cargues en el maletero, y para cuando hayas acabado estarás suficientemente cansado y tendrás que ir a trabajar, así que el chaval acabará en casa enchufado en la tablet jugando a ves a saber tu que, y esto… me recuerda una frase que define todo muy bien, dice así:

“La publicidad nos hace desear coches y ropas, tenemos empleos que odiamos para comprar mierda que no necesitamos. Somos los hijos malditos de la historia, desarraigados y sin objetivos. … nos hemos dado cuenta y estamos, muy, muy cabreados.” (Brad Pitt) en el papel de — Tyler Durden en El Club de la Lucha/Fight Club, 1999.

Photo by Sávio Félix on Unsplash

Photo by Sávio Félix

Photo by Zoltan Kovacs on Unsplash

Photo by Zoltan Kovacs

El comercio de proximidad vive mucho mejor sin automóviles en las calles. Un informe llevado a cabo por dos asociaciones ciclistas de Estados Unidos demuestra que aquellos ayuntamientos que promocionaron la bicicleta en sus ciudades, han visto crecer el pequeño comercio. Las asociaciones de ciclistas estadounidenses “People for bikes” y “Alliance for Biking & Walking” que presentaron un informe en el que se analizan cuatro tendencias, basadas en la observación de la realidad y el sentido común y la necesidad de desarrollar redes ciclistas y fomentar la bicicleta como medio de transporte habitual. Estas cuatro tendencias son las siguientes:

  1. Las generaciones más jóvenes que comienzan a repoblar los centros urbanos utilizan la bicicleta debido a que de esta forma los desplazamientos son más eficaces. Las redes ciclistas contribuyen a un relanzamiento del mercado inmobiliario.
  2. Muchas empresas de servicios buscan mano de obra en el ámbito urbano y se establecen cerca de estas redes.
  3. Muchos ciudadanos y empresas son cada vez más afines a la idea de que el modo de vida basado en el uso del automóvil para todo y la comida basura contribuyen al deterioro general del estado de salud de las personas y a elevar el gasto sanitario.
  4. El comercio de proximidad es el sector que más se aprovecha de una mejor organización de las vías públicas organizada en diferentes modos de transporte.

Numerosas ciudades del mundo han visto como, la edad dorada del automóvil, y sus centros urbanos se quedaban desiertos. Dichas ciudades sufrieron problemas de seguridad y de su estructura económica.

El estudio concluye que en ciudades de todo el mundo se está experimentando la misma tendencia: el cliente que se traslada en bicicleta gasta menos en transporte que el cliente automovilista y gasta más cada mes en los diferentes comercios de su localidad.

Photo by Roman Bozhko on Unsplash

Photo by Roman Bozhko

El cliente ciclista es visto como el cliente ideal, el que vuelve una y otra vez, el más fiel. En San Francisco, ciudad que llevó a cabo una reforma urbana destinada a “quitar” espacio al automóvil para dárselo a la bicicleta y a los peatones, dos tercios de sus comerciantes vieron aumentar sus ventas. La alternativa a los centros comerciales de las afueras y a los que se debe llegar en automóvil está decayendo, cada vez son más las ciudades que abren sus vías al medio de transporte menos contaminante y más limpio: la bicicleta.

Señores comerciantes no tengan miedo, hemos venido para recuperar las calles muertas de estas ciudades del monopolio del vehículo a motor, y hemos venido para quedarnos, el ciclista actual es un cliente potencial que equipado con su portabultos, cesta y sus alforjas compra a diario producto local y de calidad, si no quieres calles muertas, desiertas y llenas de malos humos con tiendas cerradas o negocios tristes que no funcionan tienen que ver a la bici como la potente herramienta de transformación de las ciudades que es.

Recuerden esta Frase: “Más bicis, mejores ciudades”

El informe que se a consultado es: PROTECTED BIKE LANES MEAN BUSINESS

Sabaticrab

View posts by Sabaticrab
Biciactivismo y otras cosas... Con mi filosofía trato de inspirar y de concienciar a las personas sobre "cómo nos movemos por el mundo es un reflejo de quién realmente somos". Esto es lo que siento y es lo que me mueve... https://sabaticrab.com

Deja un comentario. Enriquecen el blog. ;-)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll to top